.

Social

Únete a 100 mil viajeros con tu e-mail

Tibidabo y Port Aventura


Barcelona es una ciudad con un atractivo turístico incuestionable; el barrio gótico, la Rambla, la arquitectura modernista y sus 4 kilómetros de playa atraen cada año a millones de visitantes. Pero al margen de esos lugares emblemáticos, los alrededores de la ciudad ofrecen otros enclaves muy atractivos para el turismo familiar, como son los parques de atracciones del Tibidabo y Port Aventura.

El primero está situado al norte de la ciudad, en el parque de Collserola, y el segundo a poco más de una hora de coche. Para poder acceder fácilmente a esas zonas y a la vez disfrutar de los atractivos de la ciudad, lo más útil es buscar un alojamiento en la capital. La oferta es amplia y variada, pero si lo que buscamos es comodidad, recomendamos los apartamentos para familias en Barcelona.

Una de las zonas más solicitadas por los visitantes en busca de alojamiento es el litoral. Allí se encuentra un conjunto de apartamentos de alto standing muy apropiados para familias numerosas. Para conocer los precios y características, tan solo hay que visitar el portal Lugaris.com, especializado en el alquiler de apartamentos de lujo en la playa de Barcelona.

Una vez resuelto el problema del alojamiento, vamos a explicaros las singularidades del Tibidabo y Port Aventura.

Tibidabo, un parque con historia

El parque de atracciones del Tibidabo es el más antiguo de España y el segundo de Europa. Está en el pico más alto de la sierra de Collserola, a 512 metros sobre el mar, y permite contemplar una vistas espectaculares de Barcelona. Los atracciones se han ido renovando a lo largo de los años y actualmente conviven elementos entrañables, como el avión y la noria, con estructuras novedosas destinadas a los más atravedidos. Una de ellas es el Huracán, en el que los espectadores experimentan giros de 360 grados.

El museo de los Autómatas, la montaña Rusa, la Atalaya y el terrorífico Hotel de Freddy Krüeger, son otros de los puntos fuertes de este histórico parque, que sigue atrayendo a miles de visitantes año tras año. Barcelona disponía de otro parque de atracciones en la montaña de Montjuïc, pero fue desmantelado a finales de los 80 después de años de declive.

Port Aventura, un viaje lúdico a otras culturas


Una de las visitas preferidas para los niños es Port Aventura, el complejo de ocio más visitado de Cataluña. Se encuentra situado muy cerca del municipio de Vilaseca-Salou, a unos 100 km de Barcelona, y recibe cada año cerca de 4 millones de personas.

El recinto está dividido en seis áreas temáticas repletas de atracciones, hoteles, tiendas y restaurantes:

- Mediterránia

Esta zona está inspirada en un pueblo pesquero del mar Mediterráneo y cuenta con tres atracciones principales: una impactante montaña rusa que pasa de 0 a 135 km/h en 3 segundos (Furius Baco), un barco que transporta a los visitantes desde el Mediterráneo hasta la Polinesia (Port de la Drassana) y una locomotora que viaja al Lejano Oeste (Estació del Nord).

- Polynesia

El espacio traslada a los visitantes a una selva tropical con abundante vegetación y acoge múltiples actividades, desde rituales maorís hasta bailes y acrobacias con fuego. Polynesia cuenta con tres atracciones centradas en el agua: una barcaza con una recorrido vertiginoso (Tutuki Splash), el katamarán Kontiki, que llega a situarse perpendicular al suelo, y unas canoas para los más pequeños.

- China

Reproduce la antigua China colonial y está dividida en dos áreas: Mongolia y la China Imperial. Los visitantes encontrarán en este espacio las dos atracciones más emblemáticas de Port Aventura, el vertiginoso Dragon Khan, con 8 loopings, y Shanbhala, la montaña rusa más alta y con mayor caída del parque.

- México

Una impresionante pirámide Maya da la bienvenida al México precolombino, donde no faltan los mariachis y una variada muestra de la gastronomía de la zona. El Huracán Cóndor, con 100 metros de caída libre, y los giros vertiginosos de la Serpiente Emplumada, son algunas de las atracciones de México, sin olvidar el Secreto de los Mayas, un laberinto con efectos visuales de 175 metros de longitud.

- Far West

En un parque temático como Port Aventura no podía faltar el Far West. La zona reproduce un pueblo del oeste que celebra la fiesta del 4 de julio con música country y carnes a la barbacoa. La atracción más conocida de este espacio es la popular Stampida, una montaña rusa de madera con más de un kilómetro de subidas y bajadas.

- Sésamo Aventura

Es la zona del Parque dedicada a los más pequeños, en la que se encuentran los entrañables personajes de Barrio Sésamo: Epi, Blas, Coco… El espacio está plagado de atracciones pensadas para toda la familia, como la montaña rusa Tami Tami, el avión Coco Piloto, el Huerto Encantado o el Salto de Blas.

- Ferrari Land

Al margen de estas áreas temáticas tradicionales, Port Aventura ha inaugurado este año un espacio dedicado al mundo de los Ferrari. Allí se encuentra un impresionante edificio de 4.000 m2 que reproduce un coche y que permite vivir la experiencia virtual de conducir ese mítico vehículo de la F1.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Naturaleza y Viajes 2007-2019. Con la tecnología de Blogger.