.

Social

Únete a 100 mil viajeros con tu e-mail

Mejorar nuestra economía doméstica cuidando el medioambiente es posible

Mejorar la economía domestica medio ambiente

Es en los momentos en los que nuestra cuenta bancaria flojea más cuando de la nada surgen imprevistos que no nos permiten llegar a fin de mes, ni siquiera apretando el cinturón hasta el último agujero. Una la lavadora que se estropea a destiempo, aquella chapuza del coche que acaba pasando factura, el niño que tiene que ir al dentista… ¿De dónde tirar entonces? ¿Por qué hemos llegado hasta aquí y cómo hemos de solucionarlo justo ahora?

Los números rojos son una realidad siempre al acecho, por lo que el primer paso para evitarlos es pensar bien en ellos antes de que aparezcan. Con todo, si ya es demasiado tarde para aplicarse esta receta y ante ciertos pagos que es imposible aplazar, existen de todas maneras opciones que podemos explorar. Una de ellas es recurrir a financiación externa. Ahora bien, cuando las condiciones económicas no son del todo halagüeñas, acudir a un banco se torna una solución compleja, ya que éstos requieren garantías de una cierta solidez económica que en números rojos sería difícil de demostrar. Ante esta situación, muchas personas recurren a Créditos Rápidos como los que ofrece la empresa Viaconto que pueden aliviar de manera rápida una situación circunstancial adversa.

No obstante, acceder a financiación de manera rápida no es la única de las recetas que han de ser exploradas, especialmente si de lo que se trata es de readaptar nuestro perfil de gasto no solo a un presupuesto más bajo, sino a un consumo más responsable. Para aquellos que deseen imprimir a sus hogares un cambio de actitud que repercuta de manera positiva en el bolsillo, pero también en el medio ambiente, existe un abanico de soluciones sencillas que hacen que construir un mundo mejor esté al alcance de su mano. Una de ellas es reducir el consumo de plástico, ya que este gesto no solo contribuye a dar un empujón a nuestros presupuestos domésticos eliminando gastos innecesarios, sino que ayuda a remediar uno de los grandes desastres ecológicos de nuestro tiempo.

También es importante revisar nuestro comportamiento en el consumo de electricidad en el hogar. Apagar la luz o desenchufar aparatos que no estamos utilizando puede granjearnos un ahorro sustancial, especialmente este año, en el que la factura de la luz ha tocado picos históricos. A este respecto, vigilar de manera particular el consumo de los electrodomésticos que más consumen, tales como el frigorífico, puede tornarse uno de los trucos más eficaces a la hora de reducir nuestros gastos. Colocar dicho electrodoméstico en un lugar fresco y ventilado de la casa, cuidándose de no dejarlo abierto más tiempo de lo imprescindible, supondrá a la larga un ahorro nada desdeñable. En la misma línea, es esencial reducir el consumo de agua, especialmente cuando se trata del agua caliente. Muchos consumidores no reparan en el hecho de que el agua caliente implica también un importante gasto de energía, más allá de las repercusiones de despilfarrar un bien escaso de primera necesidad.

Por último planificar con antelación nuestros gastos mensuales, tratando de ajustar nuestro presupuesto a nuestros ingresos, nos ayudará a mejorar nuestras cuentas y a prepararnos para la llegada de imprevistos que están siempre a la vuelta de la esquina.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Naturaleza y Viajes 2007-2019. Con la tecnología de Blogger.