.

Social

¿Te aviso de las nuevas entradas del blog?

La observación de tigres en libertad: en el lugar adecuado y en el momento justo

Tigre de Bengala (Panthera tigris) en el Parque Nacional de Bandhavgarh, India

Un silencio repentino interrumpe la agitada banda sonora de la rutina en la jungla asiática. Pajaros, ciervos y monos enmudecen de forma súbita, siguiendo una pauta que se repite desde tiempos inmemoriales. Todos conocen de manera instintiva el letal significado de la llamada de alarma emitida por monos langures y ciervos moteados. Es una llamada muy particular, solo vocalizada por ciervos y monos cuando detectan a sus depredadores naturales. De repente ya no hay alboroto en la selva. El silencio solo se rompe con el grito lastimero de alarma, cada pocos segundos, resonando en toda la selva. Donde hasta hace unos instantes reinaba el normal discurrir de los moradores de la espesura, todo se ha tornado en una tensión agónica que probablemente desembocará con la vida de algún desdichado ciervo sambar o moteado. Es la hora de comer para el tigre (Panthera tigris) y los habitantes de la selva lo saben.

Ciervo moteado (Axis axis) y mono langur (Semnopithecus entellus) en el Parque Nacional de Bandhavgarh, India

Parque Nacional de Bandhavgarh Bandhavgarh; son solo tres sílabas, no hacen falta más, pero encierran un significado clave para la supervivencia de una de las criaturas más emblemáticas y legandarias del planeta. Con ciento cinco kilómetros cuadrados de extensión este espacio protegido ubicado en pleno corazón de la India, atesora celosamente una de las pocas poblaciones aceptables de un felino que se ha extinguido ya en la mayor parte del continente asíatico. El tigre atraviesa en la actualidad los que tal vez sean los peores momentos de su historia, hasta el punto que varias de sus subespecies han sido borradas ya para siempre de la faz del planeta. En Bandhavgarh hoy por hoy los tigres siguen siendo los verdaderos reyes, sin haber sido destronados aún por la despiadada mano del ser humano, como ha sucedido en más del 90% de su área original.

Esa es precisamente la señal que veníamos buscando desde hacía varios días de búsqueda infructuosa. El tigre es el dueño y señor del bosque, pero no es fácil de ver. Todo en su anatomía y comportamiento están perfectamente diseñados para pasar desapercibidos; para matar antes de ser detectados. Pero esta vez el rey ha sido delatado por los ciervos antes de lanzar su ataque mortal y por lo tanto su coartada ha sido desmontada. El ataque por sorpresa esta vez no ha dado su fruto, pero las voces de alarma de monos y ciervos nos han servido, por fin, para encontrarnos cara a cara con una de los seres más poderosos y esquivos que la evolución ha forjado.

Guía del Parque Nacional de Bandhavgarh, India

¡Tiger, Tiger! nos grita nuestro guía indio, mientras nos señala con la mano el lugar donde descansa una enorme felino que no tiene comparación con ninguno otro. La adrenalina y la emoción explota en todos nosotros, pues en realidad observarlo en estado salvaje resulta mucho más complejo que los grandes felinos africanos y es habitual no llegar siquiera a conseguirlo a pesar de estar en el lugar adecuado. No hay garantías totales, a diferencia de los anteriores pues no solo basta con estar en el lugar correcto, sino también en el momento exacto. Por otra parte el halo de misterio y leyenda que rodea al tigre incrementa aún más las ansías de encontrarse de frente con el gran gato rayado. La dificultad de verlo en su medio, en la selva a la que pertenece es tan grande como la satisfacción de conseguirlo. Pero nosotros, al menos por esta vez, hemos tenido suerte y uno de nustros sueños más deseados se ha cumplido.

Hay un dicho hindú que dice: "hay dos tipos de personas, las que han cruzado la mirada con el espíritu rayado de la jungla, y el resto". Desde hoy, nosotros ya formamos parte de ese mundo indómito: el reino del tigre.

--- Animaros a comentar este artículo y a seguirme en Facebook, Twitter, YouTube y Google+. También puedes suscribirte al blog para que te lleguen las novedades directamente a tu correo electrónico. ---

54 comentarios :

  1. Vaya foto la del trigre...
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
  2. Con esas capturas, estoy seguro que todo el cansancio y el esfuerzo han merecido y mucho la pena. Enhorabuena, por las fotos, por el post y por descubrirnos ese misterioso reino del tigre. He disfrutado hasta la última línea !!. Saludos viajeros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Siuler.

      Gracias por vuestras palabras, máxime viniendo de excelentes fotógrafos como vosotros. Espero estar a vuestra altura, pero es difícil tarea.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Muchas Felicidades Antonio, me alegro mucho por ti !! y qué pasada de foto !!!

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que pasada Antonio,

    Una experiencia de esas que no se olvidan. Espero que no sea la última y que tengas la oportunidad de encontrarte más veces con este fantástico animal y con otras muchas especies fascinantes.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Miguel, jamás podré olvidarlo. Ni yo, ni mis compañeros de wildlifewithfriends.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. impresiona la foto del tigre, pero como es el tema, en libertad, ustedes se sentian seguros en esa camioneta, no la veo muy alta, como esas tipicas de kenia, se bajaban o no jajajja un saludo grande

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ale.

      Jejeje... sí estabamos seguros, al menos eso decían nuestros guías. Nosotros al menos seguimos vivos. ;)

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. Impresionante, Antonio, no se me ocurre más. Tiene que ser muy emocionante estar en esa situación. Unas fotos espectaculares.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias María por estar siempre ahí dando apoyo.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  7. La piel de gallina imaginándome allí cuando la jungla enmudece para encontrarte cara a cara con el tigre. Menuda experiencia más increíble!

    Enhorabuena por haberla vivido ! La foto es realmente impresionante!

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carol!

      No puedes hacerte una idea la emoción que sentimos todos. De las mayores de toda mi vida.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Por un momento me has hecho revivir viejas sensaciones...
    Nunca olvidaré ese momento mágico en el que por primera vez te enfrentas cara a cara con ese espectacular animal.
    Inolvidable!!!!
    Un abrazo,compañero.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aitor, esta vez me has superado, así que no vale quejarte. Ya verás lo que vimos, pero insisto, nos superaste!

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Los pelillos como escarpias se me han puesto imaginando el momento de emoción. La foto del tigre es IMPRESIONANTE, vaya gatazo, me encanta!! Un saludo y gracias por compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, Caliope, por tus palabras y por estar siempre ahí.

      Abrazos mil.

      Eliminar
  10. Veo que disfrutaste como un niño... La foto del tigre, impresiona cuanto menos!!!
    Abrazos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como un niño, así es, Xipo. ¡A la próxima te apuntas!

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Vaya experiencia! Me imagino que habrás disfrutado un montón. Enhorabuena por todo, por las fotos, por lo que has vivido...
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gloria.

      Muchas gracias por todo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. chaval como diría Cruyff " gallina de piel" brutal relato, me he emocionado, sabes que no es peloteo,, me ha encantado, las fotos lo de siempre: brutales, pero las palabras, fiera, las has clavado

    Lo comparto, lo comparto en todos lados, desde el balcón si hace falta...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tus comentarios animan tanto siempre que entran ganas de gritar fuerte al cielo de la alegría. A la próxima te apuntas.

      un abrazo.

      Eliminar
  13. Sin palabras, sólo viendo la foto se me pone la piel de gallina.
    Un abrazo desde Oman!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias M. Teresa. Disfruta en Omán.

      Un abrazo gordo.

      Eliminar
  14. Nos has transmitido tus emociones a la perfección, la foto es una maravilla pero te felicito por el modo en el que nos lo has contado, que, a mi por lo menos, me has conmovido.
    Un abrazo,

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Cool, más me emociona a mí leer tus comentarios. Te esperamos en el próximo #indiannaturetrip.

      Abrazos miles.

      Eliminar
  15. Qué pasada de foto Antonio!!! Pelos como escarpias!! Ahora, se le ve tan tranquilito que dan ganas de acariciar al minino, jejejeje. Un abrazo!!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Marta.

      Jejejeje... Ojalá pudiésemos podido acariciarlo. No fue por falta de ganas, ¿verdad?

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  16. Impresionantes las fotos, en la primera hasta se intuye la ferocidad en su mirada.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Verónica.

      Me alegra que te guste la foto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  17. ¡Qué experiencia! Imagino que después de tanta búsqueda las palabras: "tiger, tiger" deben hacer que el corazón se acelere sobremanera, subidón de adrenalina asegurado. ¡Y mira que es bonito el tigre! Por desgracias formo parte del grupo de personas que no han cruzado la mirada con el espíritu rayado (grande, me tengo que conformar con mis gatos...), pero espero ponerle remedio algún día.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Seguro que sí le pones remedio Anna. Una gran viajera como tú no puede perderse este destino, y mucho menos un #indiannaturetrip.

      Un abrazo gordo.

      Eliminar
  18. Que maravilla y que suerte paisano!! Te envidio y mucho por haber vivido esos momentos tensos y mágicos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran.

      Fue uno de los momentos más apasionantes de mi vida encontrarme cara a cara con un ¡Tiger, tiger! Te esperamos en la próxima.

      Un abrazo.

      Eliminar
  19. Madre mía, qué sensación tener cara a cara a este gran felino, tiene que ser una pasada!!! Por cierto, menudas fotos más chulas!!! Saludos viajeros!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias chicos por vuestro comentario y fidelidad al blog.

      A la próxima os apuntáis algunos.

      Abrazos a todo el equipo Globellers.

      Eliminar
  20. Hola! Aquí uno de los que no ha cruzado todavía la mirada con el espíritu rayado jeje. Me alegró mucho comprobar que habías conseguido esta instantánea. La foto del gatito es preciosa, aunque seguro que nada podrá hacerte revivir aquel momento como tus propios recuerdos. Creo que el viaje mereció la pena, ¿verdad? :P Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pruden!

      Gracias por asomarte una vez más. Así es, el viaje mereció la pena, y mucho. A la próxima te secuestro y te vienes. No hay opción. ;)

      Un abrazo y mucho ánimo ahí donde estás.

      Eliminar
  21. Qué suerte!!!!! Una pasada!! Yo estuve tres semanas recorriendo Namibia y Botswana y después de muchos muchos safaris, me volví a Madrid sin haber visto ni un felino en libertad ¿de verdad existen los leones en África? Tuvo que ser una experiencia flipante Antonio, no hay nada que disfrute más cuando viajo que observar bichitos y esto ya no es un bichito es un pedazo de bicho,je,je.. Felicidades y un saludo viajero
    Patricia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Patricia.

      Bienvenida a Naturaleza y Viajes. Muchísimas gracias por tu comentario. Lástima que no vieses felinos en África. La emoción de verlos delante no tiene precio. Ánimo para la siguiente vez.

      Abrazos.

      Eliminar
  22. Aunque las sensaciones deben ser indescriptibles, las transmites de manera realmente detallada. Una vez mas enhorabuena por los post y por las fotos, seguiremos pendientes. Saludos Antonio.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Condal.

      Gracias, paisano. Me alegra que te guste el post. Mil gracias por estar siempre ahí. Nos vemos pronto.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  23. Qué fotazas!!! Me encantan!!!! Cuando estuvimos en India nos hubiera encantado ir a ver a los tigres pero tuvimos que conformarnos con ir al zoo de Delhi donde había uno un poco "esmirriao" jejejeje. Tiene que ser alucinante verlo face to face!!! Un abrazo!!! ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Babyboom.

      Dicen que que a India se regresa. Así que la próxima vez no lo dudes y prepara tu safari. ¡Vas a alucinar!

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  24. Fotazas, ... de verdad ... increíble, preciosas ... la mirada del tigre denota de todo menos agresividad, ...

    Por cierto, te enlazo a mi lista de blogs, que lo tenía pendiente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Alfonso.

      Me alegra enormemente que vuelvas a asomarte por aquí y dejar huella. Gracias por tus palabras. Lo mismo me ocurría, te enlazo inmeditamente.

      Un abrazo enorme.

      Eliminar
  25. Preciosas las fotos, en especial la del tigre, sin duda una suerte haber podido visitar esta experiencia.

    Saludos y Feliz Navidad!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, José Carlos.

      Me alegro que te guste. Efectivamente, tuvimos mucha suerte viendo 4 tigres muy muy cerquita.

      Un abrazo y feliz navidad.

      Eliminar
  26. Respuestas
    1. Gracias, alrededor del mundo. Fue de las más increibles que he vivido en mi vida.

      Saludos.

      Eliminar
  27. Que toma tan mas espectacular!! esa carita de tigre... parece que no rompe ni un plato :D que bonito!!!!

    Saluditos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gaolga.

      Me alegra que te guste la foto de inicio del artículo.

      Un abrazo.

      Eliminar

Naturaleza y Viajes 2007-2014. Con la tecnología de Blogger.