.

Social

¿Te aviso de las nuevas entradas del blog?

Viaje a Copenhague. Christiania y el Castillo de Rosenborg

Hoy os voy a hablar de dos lugares que visitamos en nuestro segundo y último día en Copenhague. El día vendría acompañado de mucha diversión, pues habíamos decidido fugarnos con los peques al Tivoli, uno de los parques de atracciones más antiguos y populares del mundo y del que os hablaré en el siguiente post. Antes y después del desafío por la montaña rusa o la pesca de patitos hicimos una pequeña escapada a Christiania y al Castillo de Rosenborg respectivamente. En este mapa puedes ver dónde se ubican.

Comuna Libre de Christiania
Christiania es un "experimento social" iniciado hace algo más de 40 años y que en la actualidad alberga a unas 1.000 personas de diferentes estilos de vida alternativos, fundamentalmente de la comunidad hippy.

Puerta de acceso a Christiania, Copenhague

Había oído que en sus calles había cierto tipo de humo aromático precedente de ciertas hierbas cuando prenden y que impiden en ocasiones la visibilidad plena, por lo que me pensé dos veces si visitarla o no con mis dos bravos guerreros. Pensando que no sería para tanto, decidimos entrar por si el humo aromático conseguía amansar a mis dos bellas fieras (esto no os lo creáis, ¡eh!). Pudimos comprobar cómo la gente aquí parece ir a su bola haciendo una vida de lo más normal y respetando a todo aquel que la visita.

Juguetes "olvidados" en Christiania, Copenhague

Christiania cuenta con cafeterias, bares, tiendas de ropa, regalos, bicis y drogas blandas. Salvo en la zona de venta de drogas, no tuvimos problema para hacer uso de nuestra cámara de fotos.

Una de las calles de Christiania, Copenhague

Christiania es un lugar que te recomiendo sólo si vas bien de tiempo. A mí personalmente, con el más absoluto respeto a sus habitantes, me pareció un tanto desordenada y por ello no me impresionó. Eso sí, no deja de parecerme curioso y colorido el lugar.

Otra de las calles de Christiania, Copenhague

El Palacio o Castillo de Rosenborg
Este caprichito del monarca Cristián IV fue construido en 1.606 como una casa de campo para uso veraniego. Alrededor del castillo creo un jardín de recreo y esparcimiento. En la actualidad, los Jardines del Palacio de Rosenborg, o Jardines del Rey, como se les conoce, es de los lugares de ocio más visitados por los habitantes de Copenhague.

Se hacía tarde y aunque éramos conscientes que debíamos regresar a casa con los pequeños, viendo las caras de felicidad de niños y mayores jugando en el cesped de los jardines o sentados sobre la típica mantita de picnic roja a cuadros blancos o negros, contemplamos lo que nos pareció un lugar fascinante y en el que es posible pasar un rato muy divertido en familia y amigos.


Palacio Rosemborg, Copenhague

Jardines del Palacio Rosenborg, Copenhague

Índice del viaje a Copenhague y Estocolmo:

--- Animaros a comentar este artículo y a seguirme en Facebook, Twitter, YouTube y Google+. También puedes suscribirte al blog para que te lleguen las novedades directamente a tu correo electrónico. ---

24 comentarios :

  1. A mi Christiania me atrae mucho! Estos barrios alternativos me encantan y siempre intento visitar lugares así! A ver si voy pronto a Copenhague y te aseguro que esto es uno de mis objetivos si o si!! Tenía oído que no les molaba mucho eso de que fuera uno haciendo fotos por ahi, pero si no hay problema, mejor que mejor!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Xipo!

      Se ha puesto muy de moda Christiania desde hace unos años y parece ser que cada vez hay más visitantes. Seguro que consigues pronto ir a Copenhague. Te encantará la ciudad!!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Gracias Antonio. Ya estoy camino al aeropuerto!

    ResponderEliminar
  3. Pues yo no conocía esta parte de la ciudad y por lo que muestras me encantaría... Así que tomo nota,
    Como siempre un placer leerte y sobre todo tus fotos...
    Un besito,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Trini.

      La verdad es que ni yo las conocía hasta que pasé a preparar el viaje a Copenhague. Desde que leí algo al respecto tuve claro que iría a conocer Christiania y Rosenborg.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Me pregunto cómo serán esos lugares en invierno. ¿Tendrán los mismos colores y sonrisas?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela.

      Yo supongo que tendrá unas luces diferentes, pero con un encanto también muy especial. Eso sí, las sonrisas las veo complicadas pues el intenso frío las corta e impide seguro.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. Pues ya me has descubierto dos sitios de Copenhague que desconocìa; curioso el barrio alternativo, no me cuadra mucho en las ordenadas e impolutas ciudades nórdicas, je je. Me apunto los dos sitios para cuando me deje caer por allí, se me resiste la zona. Me ha gustado descubrir zonas de las que no tenía ni idea, thank! Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Caliope.

      A mí me ocurrió lo mismo que a tí, no me imaginé nunca que en una ciudad tan civilizada y ordenada permitiesen una comuna de estas características, aunque he de decirte que la tolerancia que se respira en Copenhague es muy elevada.

      Un abrazo gordo.

      Eliminar
  6. Conozco el Palacio de Rosenborg pero no Christiania, lo recuerdo además con mucha lluvia.
    Muy bonitas tus fotos.
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Christiania es curioso de ver. A mí no me atrapó demasiado. Está bien pasarse por allí sólo si vas bien de tiempo (bajo mi punto de vsita) o te apetezca comprar drogas blandas y fumártelas con toda la libertad del mundo y perfectamente integrado.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Curioso barrio, pero... con una zona exclusiva de venta de drogas??? Y es legal en Dinamarca??

    Saludos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna.

      Digamos que la poli hace la vista gorda en Christiania, pero sí, sí que se vende... y tiene bastante aceptación.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. El primero curioso y el segundo pomposo pero supongo que ambos vienen bien para hacer un viaje a copenhague más completo. Tus pequeños pueden presumir de haber visitado una comuna hippy con mucho humo, jaja. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Fran.

      A Rosenborg hay que ir, y no sólo por su castillo sino por sus jardines y el pedazo de ambiente que se respira. Si vas, no te lo pierdas.

      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Es una zona muy curiosa de la ciudad, que ganas de visitarla!

    http://itsebcblog.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Eide.

      Bienvenida a Naturaleza y Viajes.

      Anímate a conocer Copenhague.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. Me ha resultado curioso lo de la comuna hippy, pensé que eso ya había pasado a la historia...
    Preciosa la fotografía en blanco y negro.
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gloria.

      Sí, lo de la comuna hippy, Christiania, es verdaderamente curioso. Hemos coincidido en la descripción de este peculiar destino turístico de Copenhague.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. De Copenhague solo conocíamos la sirenita y ahora tus reportajes nos han enseñado que es una ciudad muy hermosa. Gracias por compartir tus interesantes relatos y tus bellas fotos.
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cincuentones.

      Así es, Copenhague es muy ciudad muy hermosa. A nosotros nos encantó, nos trajimos un muy grato recuerdo de ella. Tiene un potencial turístico enorme, y por eso la recomendaré siempre.

      Un abrazo.

      Eliminar
  12. Muy bonito el vídeo! Christiania tiene que ser un lugar interesante. Lo tendré en cuenta cuando visite Copenhague ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uins! Olvidé responderte a este comentario, Verónica.

      Disfrútalo si lo visitas!!!

      Abrazos.

      Eliminar

Naturaleza y Viajes 2007-2014. Con la tecnología de Blogger.