.

Social

¿Te aviso de las nuevas entradas del blog?

El valle de Atxondo (País Vasco, V de VIII)

Valle de Atxondo

A unos 35 kms. de Bilbao se encuentra el idílico valle de Atxondo, el reino del silencio en Vizcaya. Está respaldado al abrigo del macizo del Amboto (hogar de la diosa Mari). Te regala un paisaje con enormes y bellos caseríos, vacas, caballos, gallinas, rebaños de ovejas... sobre el fondo del verde de sus prados y bosques. El tiempo aquí parece detenerse.

Para conocer el valle, la opción más recomendable es darse un paseo por la antigua vía de ferrocarril minero, que en la actualidad está habilitada para realizar un corto recorrido a pie de algo menos de 5 kms. La vía verde de Arrazola, como se la conoce, es un deleite para los sentidos, un lugar en donde en palabras de los más románticos, "el silencio se escucha". Su trazado totalmente llano hace que sea un recorrido ideal para el paseo en familia. Es un paseo estrictamente peatonal, cerrado al paso de bicicletas y perros. A lo largo del recorrido se sitúan algunas áreas de descanso y merenderos. Varios paneles informativos nos ayuda a interpretar los recursos de la zona.


El ferrocarril que transportaba el mineral del Amboto  Los 5 kms. del valle de Arrazola fueron atravesados hasta 1920 por un ferrocarril minero de vía estrecha que unía Apatamonasterio y Arrazola. Este ferrocarril transportaba hasta Durango el mineral de hierro y cobre que se extraía de las minas del Amboto.

Años después, el valle de Arrazola, escondido entre los imponentes paredones del Amboto, sigue tan verde y rural como siempre.


Todo el valle de Atxondo nos ofrece un gran número de caseríos de gran valor histórico y etnográfico. El caserío Urrutia es uno de los más antiguos de Vizcaya (dicen que fechado a finales de siglo XV). Sus ventanas y puerta ojivales delatan su origen gótico-renacentista. Fue ampliado en el 1760, con un tramo delantero dotado de un soportal y un bello escudo de armas.

Caserío Urrutia

Junto a la vía verde de Arrazola, destaca la iglesia de San Miguel, empequeñecida por el inmensidad del Amboto. Se construyó a principios del siglo XVI sobre una pequeña ermita. Destaca su altar mayor, de estilo barroco. La torre del campanario se construyó en 1791 en estilo neoclásico.

Iglesia de San Miguel

Es muy recomendable despedirse del valle de Atxondo visitando uno de los que dicen ser de los mejores restaurantes de Vizcaya, el Makatzeta. Además de disfrutar con su comida, lo harás contemplando su bello entorno natural a los pies del enigmático Amboto. Nosotros acudimos a calentarnos con un rico cafelito mientras estirábamos las piernas e intercambiábamos las últimas impresiones de nuestro viaje con Aitor. Todo ello, antes de continuar con nuestro viaje por Euskadi. Así, finalizamos nuestra etapa por tierras de Vizcaya.

Bilbao, pueblecillos y paisajes costeros como Lequeitio, Elanchove, playa de Laga y Gaztelugatxe, el Parque Natural de Urquiola y el mágico valle de Atxondo nos atraparon para siempre. Eso sí, sin la entrega y amabilidad de nuestros anfitriones amigos vascos Aitor y Fran, todo hubiese sido diferente, por no decir imposible. Ponemos rumbo a Guipuzcoa. Nos espera el paraiso de la gastronomía vasca, el reino del pintxo.

34 comentarios :

  1. Como siempre unas fotos espectaculares...
    Es una entrada preciosa. Yo adoro el País Vasco y su gastronomía...

    Un abrazo,

    Trini
    http://yoadoroviajar.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Trini.

      Me alegra qeu te gusten las fotos. Fue difícil tomarlas pues la luz no acompañaba.

      Otro abrazo para tí.

      Eliminar
  2. Que bonito!! y que bonito es el norte en general. Cada vez me gusta más la zona en la que vivimos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola María.

      Llevas toda la razón del mundo, el norte es precioso. Cada vez que subo se me viene la idea a la cabeza aquello de: ¿y si me vengo a vivir aquí?

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Qué verde tan verde. Si así se le ve en la foto, no imagino cómo será verlo en vivo y en directo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Gabriela.

      El norte de España es muy verde, en especial la zona del cantábrico, con un clima que favorece ese verdor y ambiente húmedo.

      Un abrazo.

      Eliminar
  4. Vaya paisajes preciosos que tenemos en el norte de España... Tus fotos lo reflejan bien, me encantan.
    Lo del "silencio que se escucha" lo pude "experimentar" en un sitio que me encantó, no muy lejos de donde vivo y es en Sepúlveda (Segovia), en las Hoces del Río Duratón. Sólo se oía el ruido del vuelo de los buitres cuando pasaban cerca (por allí anidan muchas aves en las rocas) y era un ruido muy peculiar, me llamó mucho la atención, y luego un silencio espectacular. (Si no conoces este sitio te lo recomiendo).
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Otra Mirada.

      Las Hoces del Río Duratón es un sitio precioso y como dices, lleno de silencio. He estado allí en un par de ocasiones y lo cierto que es un sitio muy bonito. Buitres leonados, alimoches... llenan de vida aquel paraje repleto de biodiversidad.

      Un abrazo.

      Eliminar
  5. El País Vasco tiene unos paisajes sensacionales y tu lo has sabido coger con la cámara.
    Buuuuuuuuenas fotos
    Saludos viajeros
    El LoBo BoBo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Paco.

      Me alegro que te gusten nuevamente estas fotos del valle de Atxondo. Los paisajes del País Vasco, son como dices, maravillosos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  6. La verdad es que los paisajes son de cuento... y esa neblina le da un aire misterioso muy chulo.
    Un saludo ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Helena!

      Totalmente de acuerdo. Entre la Mari y la niebla, le dan un aire misterioso y especial a todo el valle de Atxondo y del Parque Natural de Urkiola.

      Gracias por pasarte.

      Un abrazo.

      Eliminar
  7. Ese verde tan intenso me fascina, unas fotos preciosas y cuánta belleza cerca de casa! el País Vasco es una pasada, tanto los paisajes como sus gentes, tradiciones o gastronomía.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola M. Teresa.

      El País Vasco te regala todo eso que dices. A mí me atrapó todo: su gente, su gastronomía, sus paisajes verdes... una delicia de sitio para vivir.

      Un abrazo.

      Eliminar
  8. Hola Antonio! Tremendas fotos, como ya es norma de la casa. He ido descubriendo el norte a pequeños pedacitos, pero deberíamos marcarnos una ruta larga por P. Vasco, Cantabria, Asturias y Galicia para descubrir lugares como éste. Con esta entrada también me has reabierto las ganas de explorar el tema de las Vías Verdes. Otra asignatura pendiente :P
    Un abrazo, compañero :)
    Pruden

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pruden.

      A veces nos obsesionamos con grandes (por no decir lejanos) viajes obviando las riquezas que tenemos muy cerca, al ladito de casa. A mí me pasa con frecuencia, me decanto por los viajes internacionales y me olvido de la riqueza cultural y gastronómica que nos rodea. Ánimo con esas vías verdes!!!

      Un abrazo enorme!

      Eliminar
  9. Guaaaaaaau casi podía respirar ese olor a naturaleza y esa tranquilidad mientras leía tu post :) A ver cuándo puedo ir a conocer la tierra de donde viene mi nombre porque es una preciosidad.

    Un abrazo Antonio! Feliz Semana Santa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Arancha!

      Pues ya estás tardando. Con lo "cerca" que la tienes, debes proponértelo como el siguiente destino de vacaciones. Verás lo que disfrutas en este paraiso cultural, gastronómico...

      Feliz Semana Santa a tí también. Disfruta en Teruel.

      Un abrazo.

      Eliminar
  10. En el País Vasco hay tantos valles hermosos que explorar, que siempre volverías en busca de parajes como estos. Preciosas fotos, cuanta belleza muestran!!
    Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola cincuentones.

      El verde del norte de España siempre nos atrapa a todos. Si además le añades el buen carácter de su gente, su exquisita gastronomía, los lugares recónditos "vírgenes" que encierra y mil cosas más, te das cuenta de la grandeza de esta tierra.

      Un abrazo.

      Eliminar
  11. Vemos que te has quedado enganchado a nuestra tierra, :)
    Este valle es uno de los que más nos gusta, tranquilo, verde, sin prisas. Una buena elección, el Makatzeta, para disfrutar de la gastronomía. Para una futura visita, el Aspaldiko, otro caserío de los más antiguos, cuatro siglos, nada menos.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola guisantes!

      Enganchado? No sólo enganchado: atrapado, extasiado, enamorado... no hay una única palabra que pueda definirlo. Sería un conjunto de decenas de ellas juntas.

      Tomo nota de ese Aspaldiko de cuatro siglos de antigüedad. Gracias por la recomendación.

      Un abrazo!!!

      Eliminar
  12. No me había enterado de tus últimos posts! Los acabo de leer. El norte tiene mucho por ofrecer, menuda pinta tienen estos paisajes. Se respira mucha calma y paz. Realmente en España tenemos sitios con mucho encanto.

    Un abrazo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna!

      Estoy publicando desde hace algo más de un mes la serie de artículos de mi viaje al País Vasco. He intentado transmitir la grandeza de esta tierra de la que regresé enamorado. Aun me faltan unos cuantos artículos que espero que puedas seguirlos.

      Un abrazo!

      Eliminar
  13. Tiene una pinta genial, este tipo de sitios pasan desapercibidos sino fuera por artículos como estos. Ahora me apetece un montón ir y visitarlo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Viajero de Madrid.

      Bienvenido a `Naturaleza y Viajes´. Me alegra enormemente que te gustara el artículo del valle de Atxondo. Espero que disfrutes de los siguientes artículos del País Vasco. Anímate a conocerlo!!!

      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Precioso!! Este verano pienso subir aunque solo sea una semanita....
    Gracias por traernos un pedacito!!
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola mujer!

      No te pierdas el valle de Atxondo. Sin duda uno de los mayores atractivos de naturaleza de Vizcaya.

      Un abrazo.

      Eliminar
  15. Me ha encantado la frase "el reino del silencio". La frase y las fotos denotan lo que escribes.
    Espectacular

    un abrazo figura!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sergio!

      Así es, es un paraiso del silencio en Vizcaya, que no digo que no haya otros más silenciosos, pero este en particular, encierra algo especial que atrapa a todos.

      Un abrazo.

      Eliminar
  16. Un verdadero paraíso rural que no me imaginaba.
    el silencio y el retiro junto a la naturaleza nos hacen tomar mejores decisiones ( por lo menos meditadas)
    Felicitaciones por el blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola John Pierce.

      Bienvenido a Naturaleza y Viajes. Así es, Atxondo es un verdadero paraiso rural. A nosotros nos encantó y desde entonces es uno de esos lugares mágicos que recomiendo.

      Un saludo.

      Eliminar
  17. PAIS VASCO impresionante .....decir que después de conocerlo una parte de mi corazoncito quedo allí,saludos desde madrid

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Mercedes.

      Gracias por tu comentario. El País Vasco es un buen destino para unas vacaciones. Tuve esa espinita clavada de visitarlo durante años. Al fin el año pasado me animé y descubrí parte de sus tesoros .

      Un saludo.

      Eliminar

Naturaleza y Viajes 2007-2014. Con la tecnología de Blogger.