Social

¿Te aviso de las nuevas entradas del blog?

Amsterdam, la ciudad de las mil y una caras (parte II de II)


No existe posibilidad alguna de aburrirse en Amsterdam (haz click aquí si quieres ver la parte I). Cada rincón ofrece un sinfín de atracciones: canales y puentes, casas y edificios del Barroco y del Renacimiento, museos, bicis, vendedores ambulantes, espectáculos, tiendas...

Pasear por sus barrios fue la principal actividad que hicimos en nuestro corto viaje de cuatro días. Es la mejor forma de maravillarse con sus canales y puentes, de descubrir ese aire cosmopolita que se respira por cada rincón de la ciudad, de contemplar las típicas casas holandesas de tejados puntiagudos, de conocer los principales puntos de encuentro de los holandeses, de localizar cientos de restaurantes de comida del mundo, de encontrarse inmerso en un improvisado desfile de modelos en pleno centro de la ciudad- ¿dónde encuentras algo así?-.

Si quieres ver otros videos del blog puedes hacerlo en el canal de Naturaleza y Viajes de YouTube.

La ciudad emplea un juego de palabras derivadas del inglés “I am Amsterdam” como lema turístico. Se fagocitan algunas letras para obtener finalmente “I amsterdam”, o lo que es lo mismo, “Soy Ámsterdam”. Con este lema te das cuenta de ese sentimiento que invade al viajero que visita la capital holandesa y que hace sentirte parte de la ciudad gracias a su diversidad cultural, tolerancia y libertad de la que hace gala.


Amsterdam ama las bicicletas. De entre todas las actividades que hicimos en Amsterdam una me hizo saber que realmente me encontraba en una ciudad única en el mundo; me encontraba atrapado en un mar de bicis y tranvías. Las bicicletas son una señal de identidad de la ciudad. Os dejo este corto, divertido y simpático vídeo titulado "Amsterdam loves bicycles", y cargado de energía y vitalidad (gracias a PROG21).




Algunas visitas de obligado cumplimiento en Amsterdam son la Plaza Dam y el mercado de las flores. La Plaza Dam sigue siendo el corazón de la ciudad. Es aquí donde puedes comprobar el ambiente cosmopolita del que os hablo en este post: gente comiendo en el suelo o un banco, tocando algún instrumento, o simplemente disfrutando del buen ambiente y animación de la plaza... En esta plaza se encuentra el Monumento a la Liberación (Bevrijdingsmonument), el Palacio Real (Koninklijk Paleis), el antiguo ayuntamiento (ejemplo de clasicismo holandés) y la nueva iglesia protestante (Nieuwe Kerk).

Panorámica de la Plaza Dam. 4 fotos.

El mercado flotante de las flores (Bloemenmarkt) está situado junto al canal Singel. Tal vez ni percibas que el mercado está apoyado sobre barcazas amarradas en el canal. Independientemente de ser un sitio caro para comprar flores, es un lugar extraordinario para visitar por su variedad de flores, bonsais, bulbos, semillas... Es un buen lugar para comprar ese recuerdo o regalito que algunos podrán estar esperando a tu regreso.

Mercado de las flores

No podíamos abandonar Amsterdam sin visitar algunos de sus museos. Decidimos adentrarnos en el Rijksmuseun (pinacoteca especializada en arte neerlandés del siglo XVII y que cuenta con obras de Rubens, Vermeer o Rembrandt entre otros. 14 € la entrada) y el Museo Hermitaje (muestra exposiciones temporales de piezas de la colección del Hermitage de San Petersburgo. Durante nuestra estancia en Amsterdam estaban expuestas obras del impresionismo). No entramos en el museo Van Gogh.

Ronda de noche (Rembrandt) en el Rijksmuseum.

El Barrio Rojo o Red Light District (por el color de las luces que iluminan los locales donde se muestran) está situado en el centro histórico de Ámsterdam. Es probablemente el barrio de prostitutas más famoso del mundo. Las prostitutas se exhiben de una manera legal y controlada por las autoridades tras las vitrinas de las casas. En los últimos años se ha convertido en un reclamo turístico en el que pueden verse numerosos grupos de turistas acompañados de sus guías.

Las prostitutas posan y se lucen en ropa interior detrás de las vitrinas. Cuando observan algún "curioso" es cuando se acercan o le hacen algún gesto pícaro para atraer su atención e invitarle a pasar dentro. Si paseas por el barrio rojo y ves las cortinas extendidas, quiere decir que alguién, al menos dos, "están trabajando" dentro.

En nuestras 3 visitas al barrio rojo (sí, tres visitas. Habéis leido bién) el barrio estaba muy animado. En las dos visitas diurnas éramos cientos los turistas de ambos sexos y diferente edad (desde niños de un año hasta abueletes) quienes paseabamos alegremente por sus calles mientras contemplabamos el espectáculo bajo un ambiente armonioso. Durante la visita nocturna percibimos un ambiente bien diferente. Al sexo de detrás de las vitrinas se le sumaba el ambiente lujurioso (y también, hay que decirlo, poco respetuoso con las chicas, de una parte importante de la gente, sobre todo grupos de chicos) que se respiraba en la calle como consecuencia, tal vez, de los efectos que regala el alcohol.

No sólamente existe el negocio de la prostitución en las calles del barrio rojo, pues inmerso se encuentran salas de streeptease, salas con cabinas con DVDs pornos, el museo erótico, sex shops, coffee shops y tiendas especializadas en sado-masoquismo, preservativos o lencería de lo más erótico.

El barrio rojo de Amsterdam es una visita que no puedes perderte. Yo lo recomiendo, independientemente si deseas hacerlo para pagar a una chica (en eso no entro) o simplemente por curiosidad. Con la idea de proteger la intimidad de las chicas, está prohibido hacerles fotos o vídeos. La foto de abajo es un montaje ficticio próximo a la realidad realizado con Photoshop (se han empleado 10 fotografías tomadas de internet y se han distorsionado los rostros).

Barrio Rojo o Red Light district. Composión ficticia aproximada. Desarrollado con Photoshop.
Los Coffee Shops. Son lugares de consumo de drogas blandas. Tras la despenalización de la marihuana y el cannabis en la década de los 70 del pasado siglo, los coffee shops abundan en Amsterdam. A pesar de estar distribuidos por toda la ciudad, se concentran fundamentalmente en las zonas de marcha, en las cercanías de la Estación Central y en el Barrio Rojo. Se dice que desde el 2012 los extranjeros no pueden consumir marihuana en los coffee shops holandeses.

Si te acercas a uno de estos lugares y no tienes habilidades en tus manos, te pueden vender el porro hecho. Por lo general, en la mayoría de coffee shops no se sirven bebidas alcohólicas ni comida y sí por el contrario zumos, café y té. Nosotros, al viajar con niños pequeños decidimos no entrar en ninguno de estos "colocantes" lugares.

Navegar por sus canales y puentes. Independientemente de los paseos a pie por los barrios de Amsterdam, una buena manera de descubrir la envergadura y arte y de disfrutar de Amsterdam desde una perspectiva diferente es a través de un pequeño crucero por los concéntricos canales dispuestos en torno al núcleo histórico.

A pesar de no ser santo de mi devoción este tipo de actividades tirísticas, reconozco que nuestra decisión de subir a uno de los barcos de las decenas empresas que ofrecen el servicio fue todo un acierto. Contratamos el viaje con la empresa Rondvaart Koou. Nos costó 9 € el viaje de unas dos horas. Desde el barco podrás disfrutar de unas buenas vistas del entramado de canales y puentes, de las casas-barco y las típicas fachadas de la ciudad. La visita, siempre guiada, combina por lo general los idiomas inglés, francés y holandés. Las rutas en castellano debes consultarlas previamente, pues no todas las empresas la ofertan.





Visita a sus parques. Ámsterdam es una de las ciudades con más espacio verde de Europa. Nosotros visitamos el Voldenpark, el pulmón de mayor superficie (45 hectáreas) de Amsterdam.

A juzgar por el elevado número de ciudadanos que lo frecuentan, Voldenpark es un espacio de ocio muy apreciado por los habitantes de Amsterdam. Durante el paseo por este agradable parque verás centenares de personas descansando junto a uno de sus lagos, patinando, en bici, caminando, corriendo, jugando en las zonas infantiles con su prole o simplemente degustando unas cervezas en algunos de sus bares.

Te recomiendo una visita a Voldenpark. Podrás descansar durante unas horas en sus enormes manchas de cesped bajo la sombra de sus castaños, álamos y cipreses o junto a los lagos o estanques presentes, mientras te recreas con el recuerdo de las experiencias y emociones vividas.



26 comentarios :

  1. Muy buen montaje del Barrio Rojo, parece real. A nosotros nos sorprendió el gran aparcamiento de bicicletas que hay junto la Estación Central. Dos pisos descubiertos llenos de una gran cantidad de bicicletas.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Hola cincuentones.

    Gracias. La verdad es que le he invertido algún tiempo pues hacía bastante que no abría el photoshop.

    Vi un parking de bicis enorme de varias plantas junto a un canal, pero creo que no era el que mencionas. La verdad es que sorprenden este tipo de construcciones dedicadas a las bicis. En España lo veo imposible (de momento).

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. cuando estuvimos nosotros, tuvimos un tiempo horrible. Así y todo, la gente se desplazaba con su bici por la ciudad sin problema. Incluso madres con niños pequeños. Ese día me dí cuenta de que no hay excusa para no coger la bici. Ojalá aquí se invirtira más en facilitar el tránsito de los ciclistas por la ciudad...

    ResponderEliminar
  4. Vaya una ciudad colorida y lena de vida.

    ResponderEliminar
  5. Hola Juan.

    A nosotros nos ocurrió lo mismno. No paraba de llover en pleno mes de julio. Lo de las bicis es algo extraordinario. Forma parte de sus vidas. Además de calidad del aire por no contaminación es tremendamente extraordinario para tu salud. poco a poco lo conseguiremos, verás como sí.

    Un abrazo y gracias por pasarte nuevamente por aquí y dejar tu huella.

    Ciao!!!

    ResponderEliminar
  6. Hola Gabriela.

    Efectivamente, sobre todo, como dices, llena de vida. Si te animas a aventurarte en ella, verás como te das cuenta enseguida.

    Gracias por tu nuevo comentario.

    Besos.

    ResponderEliminar
  7. No sé si tuviste la ocasión de visitar la fábrica de Heineken. El domingo llegó mi hija de Amsterdam de un viaje con amigas y me enseñó las fotos del montaje que tienen allí dentro y me pareció una visita muy interesante que no pienso perderme la próxima vez. Lo que también me ha parecido muy divertido es el monumento a base de letras que seguro se ha convertido en uno de los lugares más fotografiados de la ciudad.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Hola M. Teresa.

    No, no pudimos visitarlo. Estaba en nuestra lista de visitas, pero viajar con niños de muy corta edad ya sabes que condiciona el ritmo del viaje enormemente.

    Efectivamente, I amsterdam se ha convertido en una visita casi obligada. Al menos es curioso sitio.

    Gracias por pasarte y por tu nuevo comentario.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Es una ciudad a la que le tengo muchas ganas. El mercado de las flores, la plaza Dam, el barrio rojo, los canales. Estoy segura de que debe ser un gustazo pasear por sus calles...

    Saludos!

    ResponderEliminar
  10. Hola Kiana.

    No te lo pienses y ve a conocerla en cuanto puedas. Amsterdam ofrece casi de todo lo que desea un viajero. Atrapa nada más conocerla un pelín. Su ambiente cospopolita es lo más me gustó.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Hola Antonio! caramba, tús fotografías me resultan sencillamente excelentes, no sábes cuánto disfruté y reviví sensaciones al leer tú relato sobre Amsterdam. La primera vez que la visité tuve la suerte de ser recibido por una amiga local y gracias a ella pude 'vivir' como uno más, todo ése estilo de libertad y respeto por las individualidades que se respira en Amsterdam...me gusta ésa ciudad y te repito, tús imágenes le rinden tributo!

    Saludos desde una París muy otoñal!

    GUS PLANET

    ResponderEliminar
  12. Hola Gus.

    Me alegra enormemente verte asomar de nuevo por aquí y dejar tu huella.

    Entonces habrás vivido tu experiencia en Amsterdam de manera muy profunda, pues conocer a gente de allí te supone integrarte muy bien entre los autóctonos. En cualquier caso Amsterdam como sabemos todos se caracteriza por el repeto y tolerancia a las diferentes maneras de pensar, individualidades y culturas, y es por eso por lo que cualquiera de sus visitantes siempre desean volver al menos una vez más.

    Disfruta de la París otoñal. Ya nos contarás!

    Reitero mi agradecimiento por pasarte de nuevo por mi roncón blogero.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  13. Encantador post y buenas fotos, como siempre Antonio. Hacía tiempo que no me pasaba por aquí. ¿Qué me dices del "humor" de los holandeses? Por mi experiencia con algunos que se dejan caer por mi hotel, los noto en general algo malhumorados y "poco abiertos". Esto se contradice con el famoso carácter alegre, cosmopolita y permisivo de Amsterdam que tu corroboras. En cualquier caso, espero comprobarlo personalmente alguna vez. Saludos.

    ResponderEliminar
  14. Hola Condal.

    Gracias por tus palabras. Me alegro que te asomes nuevamente a mi blog y que te haya gustado este post holandés.

    Ya sabes que el humor andaluz es diferente al humor nacional y mucho más al humor británico, frances, alemán... y por tanto también holandés.

    En cualquier caso, se dice que Amsterdam no es holanda. Con quienes tratamos es cierto que de humor poco, pero eso sí, muy amables, atentos y educados. Recuerdo, Condal, un holandés que conocí en nuestra querida playa cuando yo trabajaba allí. Me acompañó a algunas jornadas de campo con los ornitólogos de Doñana y la verdad es que el buen hombre, en lo que respecta al humor... poco de poco.

    Compruébalo tú mismo. Eso sí, te advierto que lo pasarás fenomenal en Amsterdam!!!

    Un abrazo!!!

    ResponderEliminar
  15. Flipo con tu montaje del Barrio Rojo, para nada parece una composición! Enhorabuena artista. A mí la visita al barrio me dejó un sabor agridulce, ver esas chicas ahi exouestas y algunos turistas tan poco respetuosos... En cuanto al museo que visité fue el que te dejaste atrás, solo me daba tiempo a uno y opté por el Van Gogh y con pena me dejé atrás el Rijksmuseum, pero bueno, como tengo qie volver ya caerá. De nuevo muy buen relato y espectaculares fotos y vídeos. Un besote!

    ResponderEliminar
  16. Hola Caliope

    Me alegro que te gustara la composición, y eso que a diferencia de lo que dices a mí me parece un poco cutre. Me pensé varias veces si subirla o no.


    Llevas razón cuando dices lo del sabor agridulce en el Barrio Rojo. Ya lo comenté en el post. De noche el barrio rojo brillaba por el poco respeto a las chicas, y eso me puso realmente malo de los nervios.

    Nosotros decidimos no ir al Van Gogh, pues sin poner en duda el elevadísimo valor artístico del impresionismo del maestro, no es precisamente este tipo de obra santo de nuestras devociones.

    Bueno, me gusta que afirmes que vas a volver a Amsterdam. Verás como disfrutas en esta ocasión.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. Qué bonito Amsterdam. Antonio no te tenía en el blogroll de mi blog, te acabo de añadir. Si puedes cambia la denominación del mio a El LoBo BoBo, gracias.

    ResponderEliminar
  18. Hola Paco.

    Así es, Amsterdam es una de las ciudades más bonitas de Europa. A mí al menos me lo pareció.

    De acuerdo, cambio ahora mismo la denominación de de tu blog.

    Gracias por participar.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  19. sí! hermosa Amsterdam, además la forma de vida, el respeto, el orden, las bicicletas, los paisajes...me ha encantado
    Excelentes tus fotos
    un abrazo!

    ResponderEliminar
  20. Hola alma viajera.

    Bienvenida a ´Naturaleza y Viajes´. Lo cierto es que Amsterdam tiene un atractivo muy especial, en parte, por todo eso que mencionas.

    Me alegra que te haya gustado el artículo de Amsterdam.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  21. Cuando estuve yo, nos sacamos una tarjeta anual para visitar museos en toda holanda. Como estuvimos dos semanas, compenso, y creo que nos ahorramos mucho dinero. Descubrimos lugares insólitos y muy bellos. I love Amsterdam !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, Carlos.

      We love Amsterdam too! Nos encantó la ciudad y volveríamos a ella encantados. Nosotros no usamos ningún tipo de tarjeta, pero tomamos nota para una próxima visita, que ojalá sea pronto.

      Un abrazo.

      Eliminar
  22. Hola Antonio, acabo de descubrir tú bloc y me encanta.. este de Amsterdam me gusta mucho y me hace sentir desesperación esperando que llegue el mes de Julio para volver a vivir esa magnifica experiencia que es estár en Holanda.
    Yo tengo la gran suerte de tener un tio casado con una Holandesa y tener familia alli por eso voy todos los veranos desde que tengo 3 añitos asi q llevo 30 años viajando a Holanda en verano, siempre combimando mis viajes con otras ciudades (Bélgica, Alemania, Francia...) te recomiendo si vuelves a visitarlo con tiempo visites algunas ciudades del sur.. mis tios viven en cerca de Tilburg en un pueblito que es un sueño y cada año que voy visito cosas diferente y cada una con una mágia iniguañable.. te felicito por tu post.. ahh!! Se te olvidó nombrar un sitio al que soy adicta.. FEBO ;D I am Amsterdam.. Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchísmas gracias, Erika, por tu comentario. Tomamos nota.

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar

Naturaleza y Viajes 2007-2014. Con la tecnología de Blogger.