.

Social

¿Te aviso de las nuevas entradas del blog?

El Rocío, Huelva


El Rocío es una aldea perteneciente al municipio de Almonte, Huelva. Lo que más llama la atención a sus visitantes son sus calles sin asfaltar. Los inmensos arenales que posee por todo su territorio e inmediaciones abren paso a Doñana.

Cuenta la leyenda que fue un humilde campesino en el S. XV quien descubrió en el arroyo de La Rocina la imagen de la Virgen sobre un tronco. Intentó llevarla a Almonte, pero la imagen volvió a La Rocina, y ahí fue donde se construyó la ermita de la Virgen de El Rocío. Desde ese momento, la aldea ha crecido y ha crecido.

LA ROMERÍA DEL ROCÍO


La romería de El Rocío es junto a la Semana Santa la manifestación religiosa más conocida y popular de España. Los medios de comunicación afirman que cada año más de 1.000.000 de peregrinos viajan a El Rocío para ver a la Blanca Paloma (así es como también se la conoce a la Virgen de El Rocío. También como Reina de las Marismas). Por lo general los peregrinos acuden al Rocío agrupados en las hermandades que suelen crearse en sus pueblos y ciudades (actualmente son 114 hermandades más unas 25 no filiales y asociaciones privadas). De entre las más populares se encuentran las de Huelva, Rociana del Condado, Villamanrique de la Condesa, Triana y Sanlúcar de Barrameda.


El momento más esperado por todos los rocieros es aquel en el que la virgen del Rocío pasea por su aldea la madrugada del domingo de Pentecostés al lunes. Cada año se ven las mismas escenas: cientos de  almonteños intentando conseguir llegar y levantar el palio tras el “salto de la reja", momento en el que  acompañado de gritos, empujones e incluso a veces a puñetazos limpios, miles de personas gritan ¡Viva la Virgen de Rocío¡, ¡Viva la madre de Dios!, ¡Viva la Reina de las Marismas!, ¡Viva la blanca paloma!, ¡Viva la Divina Pastora¡, ¡Viva la madre de los almonteños!... ¡Viva!


Fuera del entorno más rociero es frecuente debatir si la romería de El Rocío es una celebración religiosa o una fiesta para la juerga o el más puro cachondeo. En mi opinión, mientras una inmensa mayoría muestran devoción y culto a la virgen durante el periodo de romería otros acuden principalmente a emborracharse o consumir drogas (que también ocurre fuera del Rocío). Por esto último la imagen de la romería de El Rocío se ha visto seriamente dañada en los últimos 20 años.

Me contaban mis abuelos y me cuentan mis padres que la romería que ellos vivieron hace 50 años era muy distinta a la actual. En mi opinión las televisiones han dañado enormemente la imagen del Rocío, especialmente aquellas que muestran un mayor interés por el sensacionalismo que por la esencia religiosa del Rocío. Que si los otros “polvos” del camino (en referencia al consumo de cocaína y al sexo), el morbo que ocasiona la difunta Carmen Ordóñez cruzando el río Quema, que si la famosa y corrupta tonadillera con el bigotudo exalcalde haciendo el camino... Ese no es el verdadero espíritu de El Rocío; es la romería que quieren hacernos creer. El verdadero Rocío, el de antes, el viejo Rocío, y también parte del actual, no tiene nada que ver con el glamour que algunos le quieren dar a la fiesta. Es cierto que sí hay muchos aficionados a esta romería con aires de grandeza y que vienen a aparentar, pero una parte muy importante de los rocieros son simplemente devotos que ahorran cada día del año unos euros para poder ver durante esos días a su Virgen más querida, y por qué no, con unos vinitos y un buen plato de suculento jamón pata negra mientras te diviertes cantando y bailando por sevillanas, rumbas y fandangos de Huelva. ¿Hay algo malo en ello? En mi opinión, no.


LA ROMERÍA DEL ROCÍO Y EL IMPACTO AMBIENTAL


Al igual que muchas de las actividades de origen antrópico la romería del Rocío al concentrarse en el Espacio Natural de Doñana ejerce un importante impacto ambiental en unos ecosistemas frágiles, únicos y protegidos. Entre las principales amenazas destaca el paso descontrolado de vehículos a motor, fundamentalmente todoterrenos que provocan molestias en la fauna silvestre, además de ruido, humos y daños en el suelo al circular fuera de los caminos. Otros impactos importantes son la acumulación de basuras, gritos de día y de noche, peligros de incendio, cohetes (no olvidemos que aquí anidan un gran número de aves), etc. Afortunadamente en los últimos años las Hermandades, peregrinos y la administración ambiental están poniendo de su parte para mejorar en este aspecto.

TRADICIONES POPULARES. LA SACA DE LAS YEGUAS


La Saca de las Yeguas es una de las muchas tradiciones populares del Rocío. Pasada la romería, los ganaderos marismeños acuden a la marisma de Doñana en busca de sus yeguas y potros para llevarlas a Almonte. Esta actividad se realiza cada año el 26 de junio. Además de ser una actividad para los ganaderos de la zona es un día especial para el calendario almonteño y onubense.


Las yeguas y potros marismeños serán guiados por los almonteños (montados a caballo) desde la marisma de Doñana hasta el pueblo de Almonte. Previamente, a mediodía, la aldea de El Rocío le da la bienvenida a más de un millar de estos caballos que cabalgan juntos al más puro estilo oeste americano seguidos por decenas de ganaderos que los guían.

A cada grupo de yeguas y potros los almonteños le llaman "tropa". A media tarde las tropas llegan al pueblo de Almonte. Allí serán tratados (les cortan la crin y la cola), marcados y posteriormente vendidos (la mayoría de ellos) y los otros devueltos a su lugar de origen, la marisma. Si quieres más información visita la web oficial.

No hay comentarios

Publicar un comentario

Naturaleza y Viajes 2007-2014. Con la tecnología de Blogger.