16

Irlanda: pais de lagos y cisnes

Parque Nacional de Connemara
Dublín
Clifden
Galway
Kinvara
Acantilados de Moher
Ennis
Adare
Castillo de Bunratty

U2 son los reyes del pop irlandés, sin faltarle el respeto, claro está, a Van Morrison o a los mismísimos genuinos Chieftains, por no decir de los famosos Enya, Sinéad O´Connor, Cramberries, The Corrs... Con razón siempre te encuentras una taberna cercana con música en directo. Dicen que todos los irlandeses tienen buena voz (o casi todos) y no sienten ningún tipo de vergüenza al cantar en público. Claro que, después de un par de pintas de Guinness, tú tampoco la tendrás cuando te llegue el momento de cantar.


Guinnes es la reina de la cerveza irlandesa. Tomarte en un pub irlandes (en Irlanda, claro está, no en los escenarios españoles) una pinta de la mejor cerveza negra, te produce una sensación muy placentera. Consigues olvidarte de tus más dolorosos pensamientos.


La música en vivo que te encuentres puede ser de cualquier tipo: rock, blues, baladas... Pero lo más típico es que se trate de música folk (música tradicional irlandesa). Normalmente, antes de abandonar el pub, los irlandeses suelen ponerse en pie para entonar el himno nacional. Es un momento muy emocionante... Todos, hombres y mujeres, se cogen de la mano, alzan la cabeza y se canta en voz alta. Será todo un detalle por tu parte si te unes a ellos en ese momento, aunque no te sepas la letra del himno.


Con este panorama, sobra decir que un viaje a Irlanda es muy buena idea. Irlanda es maravillosa. Es un país que nos llama a todos. Su gente es muy simpática y estarán siempre dispuestos a ayudarte y a que no te olvides nunca de su mágia.

La República de Irlanda (o Éire, en irlandés) ocupa algo más del 83% de la isla (70.282 Km2) y tiene una población de cerca de 4 millones de habitantes; su capital es Dublin. El resto de la isla constituye Irlanda del Norte y forma parte del Reino Unido; tiene poco más de millón y medio de habitantes, y su capital es Belfast.


Para muchos, el paisaje de la isla constituye uno de sus principales atractivos. Desde las turberas y lagos de las tierras interiores hasta los altos acantilados e islas rocosas del oeste, media isla se cubre de inmensos prados de color verde, fruto de la intensa lluvia, que han hecho que mucha gente identifique a este color como un símbolo de Irlanda. En la actualidad apenas hay bosques naturales, aunque en tiempos prehistóricos toda la isla se encontraba cubierta por densos bosque de robles y olmos. Si el paisaje irlandés es atractivo, no lo son menos sus hermosos cielos, llenos de tonos azules y grisáceos, y de hermosas puestas de sol.

LA MONEDA
El euro (€) es la moneda oficial de Irlanda. En Irlanda del Norte, al formar parte del Reino Unido, que decidió no ingresar en la eurozona, el euro no es de curso legal, aunque suele ser aceptado sin comisiones en algunos grandes almacenes (al igual que en el resto del Reino Unido). Aquí la moneda oficial es la libra esterlina, que se divide en 100 peniques (monedas de 1 libra, y 50, 20, 10, 5, 2 y 1 peniques).

EL VUELO A IRLANDA
Desde España, son tremendamente baratos los vuelos a Irlanda. Consulta la web de Ryanair. Te sorprenderás. Nosotros volamos a Dublín en diciembre de 2006 desde el aeropuerto de Faro (Portugal) por 0,01€ + tasas, la ida y 0,01 € + tasas, la vuelta. A los de Huelva y Sevilla nos viene muy bien volar desde aquí por eso de la cercanía. Las tasas nos costaron 12,50 € la ida y 12,50 € la vuelta. Dicho de otro modo y para que las curiosas mentes calculadoras no tengan que hacer cuentas; volamos por un total de 25,02 € i/v. Si decides facturar maletas te cobrarán 9 € por cada una. Nosotros no facturamos nada, sólo llevamos equipaje de mano en una mochila bien cargada o roller pequeño (no necesitamos tanto para 5 días...). La vuelta la hicimos desde el aeropuerto de Shannon, al oeste del pais, evitándonos la caminata de regreso a Dublín. ¡Ojo! No subas el último, los asientos no están numerados y tal vez no tengas donde depositar tu equipaje. Verás a la gente correr hacia el avión. Es posible que tengas que cruzar la pista a patitas; se ahorran dinero así en desplazamientos en bus. ¡Qué se le va a hacer! Tienen que ahorrar costes como quiera que sea. Para que te hagas una idea, los aviones no cuentan ni con revistero en el respaldo de los asientos.

DESPLAZAMIENTOS EN IRLANDA
Una vez en Irlanda podemos optar por desplazarnos usando diferentes medios de transporte. Dicen que el Bus probablemente es la principal forma de transporte. Hay líneas entre casi todas las ciudades y poblaciones del país durante el verano. Pero en poblaciones muy aisladas, el trayecto sólo se hace una vez al día (y a veces por semana). Es muy recomendable enterarse de los horarios antes de ir a algún lugar perdido en la geografía irlandesa. En invierno, muchas líneas reducen el tráfico (y algunas cierran completamente). Los autocares suelen parar incluso en pleno campo si se le hace una señal al conductor. Los autobuses irlandeses que hacen trayectos de larga distancia suelen costar aproximadamente la mitad que los trenes que realizan el mismo recorrido.


La red ferroviaria irlandesa no está muy desarrollada. Se extiende en forma de tela de araña desde Dublín hacia las principales ciudades. El tren es bastante lento y caro (casi un 50% más que el autocar).

El coche es tal vez la forma más interesante de desplazarse por Irlanda si se viaja en grupo reducido (de 2 a 5 personas) y si se quiere aprovechar el tiempo de la mejor manera posible, disfrutando del paisaje y visitando casi todo lo que aparezca en el mapa. Recuerda que en toda la isla se conduce por la izquierda, de modo que hay que tener muy en cuenta que se debe adelantar por la derecha y ceder el paso a la izquierda en cruces y rotondas. Nosotros alquilamos un Fiat Punto con Europcar. Nos costó unos 200 € los 4 días. Lo alquilamos en la web desde España. Es la compañía más barata que encontramos. Acojona el primer encuentro frontal con un vehículo que circula por la izquierda. Mira atento al video...


video

ALOJAMIENTO EN IRLANDA
El alojamiento no es un problema en Irlanda, aunque conviene tener presente que el tremendo desarrollo económico del país en los últimos años ha influido de forma negativa en la disponibilidad de algunos tipos de alojamiento tradicionales. Por este motivo, es muy recomendable hacer una reserva antes de partir de viaje a Irlanda, especialmente si el destino es Dublín o si se viaja en fechas punta, como el verano y muchos fines de semana. A pesar de todo, en Irlanda existe una gran variedad de alojamientos, desde los caros hoteles hasta los asequibles albergues juveniles, pasando por algunos tan inusuales como verdaderos castillos y estupendas mansiones. Posiblemente la mejor forma de alojarse a lo largo y ancho de toda Irlanda es en los B&B (Bed and Breaksfast). En un B&B siempre estarás en contacto con la familia propietaria de la casa, que a menudo te tratarán como a un amigo y no como a un cliente. El precio suele ser variable, dependiendo de la zona y de la temporada, pero normalmente suele costar unos 50 € la habitación con super desayuno irlandes. El famoso Irish Breakfast es tan abundante que hará que normalmente te saltes la comida del mediodía. Échale un vistazo al video de abajo. ¡Vaya atracón con el típico desayuno irlandés!


video

En los B&B te darán la llave de la puerta principal de la casa y otra de tu habitación, así podrás entrar y salir cuando te apetezca, sin toque de queda ni restricciones de ningún tipo. Muchos B&B tienen un cartel con un trébol en algún lugar bien visible y cercano a la puerta. Son los que tienen el visto bueno del Bord Fáilte. Eso es una garantía directa de comodidad y limpieza, pero tampoco quiere decir que los que no lo tengan no sean mejores que ellos, ya que a menudo no tienen el trébol sólo por razones técnicas. Los B&B están por todo el pais. Nosotros nos alojamos en los B&B que encontrábamos por el camino (el de la imagen inferior es uno de ellos). No hay que preocuparse, hay cientos y cientos. Son casas enormes.


Las farmhouses son otra modalidad de alojamiento. Suelen ser como los B&B, pero en el campo o en las afueras de las poblaciones. Sus precios son muy parecidos a los de los B&B. El trato suele ser incluso mejor (si eso es posible). Tanto los B&B como las farmhouses se pueden encontrar sin dificultad en la isla, aunque estos últimos no son tan abundantes. Los Albergues juveniles son una forma de alojamiento más barata aun que los B&B y las farmhouses, y están repartidos por toda Irlanda, aunque son más numerosos en la costa noroeste. El nuestro, Jacobs Inn (imagen inferior), situado en el centro de Dublín, estaba fenomenal, totalmente nuevo y con baño en la propia habitación. Nos costó unos 25 €/persona. Recomendado 100%. Sobre los hoteles, no os puedo hablar. Ni lo intentamos. Para sentir la vida irlandesa, alójate en un B&B.


_____________________________________

Comencemos con el viaje. Llegamos a Dublín. Nuestro objetivo era conocer la ciudad y cruzar la Isla dirección Oeste hacia el Parque Nacional de Connemara, pasando por Galway. Una vez allí nos desplazaríamos hacia el Sur hasta los acantilados de Moher y el Castillo de Bunratty para regresar a casa un día después desde el aeropuerto de Shanon. 5 días no da para mucho más. Os dejo un mapa con zoom a la parte oeste de la isla, donde se ubican todos nuestros destinos a excepción de Dublín.


DUBLÍN
Lo primero que hicimos al llegar a Dublín fue... buscar un pub irlandés para tomar una Guinnes. La lista de buenos pubs se haría interminable. Entre los más tradicionales se encuentran el Neary's, el Long Hall, el Stag's Head (abierto en 1770), el Doheny and Nesbitt, el McDaid's (desde 1779), el David Byrne's y el Keyhoe's. El Brazen Head asegura ser el pub más antiguo de la ciudad, fundado en 1198 (aunque el local actual data de 1750). El Mulligan's (de 1782) presume de servir unas de las mejores cervezas. En la zona de Temple Bar y los alrededores del Trinity College hay muchos pubs de más reciente construcción.



A primera vista, Dublin no es una ciudad bonita: edificios de ladrillos rojos y ocres, barrios suburbiales, algunos monumentos desperdigados por un centro poco cuidado y con un cielo casi siempre gris. El Río Lyftley (imagen superior) divide a la ciudad en dos. Pero no hay que contentarse con esta pobre visión inicial. Para conocer Dublin (y a los dublineses) hay que pasear por sus populosas calles, visitar sus pubs, charlar con su gente... Sólo así aparecerá el verdadero encanto de esta maravillosa ciudad.

En Dublin se puede elegir entre muchísimos sitios a la hora de comer, aunque con todo el respeto de mundo, la comida es bastante mala. Es mejor acudir al centro de la ciudad, especialmente a O'Connell St, donde hay gran número de pizzerías, hamburgueserías, restaurantes italianos, franceses, irlandeses, chinos, indios... e incluso españoles.


Hicimos algunas visitas turísticas por diferentes zonas de la ciudad: en los aledaños de College Green, el auténtico corazón de Dublín, en el sureste de la ciudad, se encuentra el Trinity College (imagen inferior). Hasta hace poco era la única universidad de Dublín. Es una visita de obligado cumplimiento. El colegio fue fundado en 1592 por la reina inglesa Isabel I en los terrenos de un antiguo convento confiscado. Sus dos bibliotecas (una de ellas en la imagen superior) albergan más de dos millones de libros y dos mil manuscritos. Dentro se puede ver el famoso Libro de Kells (un Evangelio manuscrito decorado con ilustraciones policrómicas, encontrado cerca de la ciudad de Kells). También se puede contemplar un arpa medieval que se cree que perteneció a un tal Brian Boru.


Saint Stephen's Green (jardines de San Stephen, imagen inferior), también en el sureste de la ciudad, es un enorme parque público con hermosos jardines, un lago artificial y numerosos monumentos dedicados a personajes de la historia de Irlanda. Puedes darte un paseo agradable por sus calles.


La Catedral de St Patrick (imagen inferior) , en St Patrick's Close, en el suroeste de Dublín es la principal catedral de la Iglesia de Irlanda (anglicana). Fue construída por los normandos en 1190 sobre las ruínas de una antigua iglesia del siglo V a orillas del antiguo río Poddle (hoy inexistente).


La Catedral de Dublin (imagen inferior) , en Castle St., también en el suroeste de Dublín, tiene una historia bastante oscura... Símbolo de la dominación inglesa en cuyas mazmorras estuvieron presos numerosos nacionalistas irlandeses.


La zona de Temple Bar es otro de los centros sociales más frecuentados de la ciudad, especialmente en cuanto a moda, arte y ocio se refiere. Callejuelas adoquinadas, gran cantidad de pubs (los mejores), restaurantes, pequeñas tiendas de todo tipo y cafés alternativos. Te obligo a que vayas al mejor de los pubs a tomar una cerveza. La foto del pub es la primera de esta entrada, la de la fallada en rojo. ¡Mira el video; atento al interior del pub!

video

Ya, cansado de patear la capital irlandesa, puedes poner rumbo Oeste hacia el Parque Nacional de Connemara vía Galway, aunque hay que hacer unas paraditas por el camino.

CLIFDEN

Clifden (imagen inferior), localidad de principios de siglo XIX es considerada capital de la región de Connemara. Gran parte de la ciudad está llena de tiendas de artesanía. La variedad de colores de sus falladas hace olvidar el espantoso y constante cielo gris. Tomarse un café entre irlandeses, en los numerosos bares de la acogedora ciudad, es una sensación muy placentera.


PARQUE NACIONAL DE CONNEMARA

El Parque Nacional de Connemara lo constituyen 2000 ha. de turberas, lagos y montañas. Connemara es su lugar preferido, aquél en que la belleza es más apabullante y más auténtica: montañas de verdes laderas envueltas en nubes, un aire cargado de humedad y fuertes vientos, las olas bramantes del Atlántico y los pantanosos páramos solitarios. Está abierto todo el año, aunque la oficina de información, sólo funciona de marzo a octubre. Las turberas y los páramos de Connemara son un paraiso botánico.

Dentro del territorio se encuentra la Abadía de Kylemore (imagen inferior). Actualmente las monjas que lo ocupan han abierto un selecto internado colegio de día de niñas. Las visitas se limitan a parte de la abadía, jardines, restaurante y tienda.


GALWAY

Finalizada la visita al Parque, puedes ir a conocer Galway. Nosotros nos alojamos en el único albergue de la ciudad (imagen inferior). Sus instalaciones son bastante malas, pero teniendo en cuenta el precio, 9 €/persona, no podemos pedir más. Eso sí, está situado en el centro de la ciudad.


Desde Galway, hay que partir hacia los espectaculares acantilados de Moher, muy cerca, hacia el suroeste, dirección Kinvara.

KINVARA
Es uno de los pueblos de pescadores más bonitos de la bahía de Galway. Su atractivo reside en su puerto y su ambiente tradicional de pesca (imagen inferior).


Junto a la costa, los pajareros podrán observar una importante diversidad de aves limícolas (imagen inferior).


El Castillo de Dunguaire (antes de llegar a Kinvara. Imagen inferior), lleva el nombre del rey Guaire de Connaught, que vivió en el siglo VII y cuya corte era famosa por sus bardos y juglares. Aunque se conservan restos medievales, el castillo actual data del siglo XVI: una torre fortificada. Junto al castillo se alzan una serie de casa típicas de tejado de paja y un puente de piedra. Continuando dirección acantilados de Moher, pasamos por Ballyvoughan, una aldea de pescadores salpicada de cabañas de tejados de pizarra y paja.


Durante todo recorrido, el paisaje es espectacular. ¡No he visto más agua en mi vida! El agua permanece por todos lados, incluso, a veces, sobre la carretera. Podrás contemplar cientos de cisnes.



ACANTILADOS DE MOHER


Aunque parezcan velados por la niebla o azotados por los vientos del Atlántico, los acantilados de Moher (Clifs of Moher) resultan sobrecogedores. Es uno de los paisajes más impresionantes de la costa occidental irlandesa. Emergen hasta una altura de 200 m. sobre el nivel del mar y tienen una extensión de 8 km. Otra de las visitas de obligado cumplimiento. Con suerte, en las inmediaciones de los acantilados podrás ver pasar por delante de tus narices, decenas de frailecillos, por no mencionar diferentes especies de gaviotas.


video

Cuando te hartes de viento, puedes ir dirección este hasta Ennis, aunque antes, puedes parar en Kilfenora, famosa por sus grandes cruces situadas en el cementerio.

Continuando con la ruta, puedes acercarte hastá el Castillo de Leamaneagh (imagen inferior), una mansión del siglo XVIII.


Muy cercano se encuentra el famoso Dolmen Poulnabrone (imagen inferior), tumba adintelada, en forma de pórtico que data del 2500-2000 a.C.


ENNIS

Esta ciudad del Condado de Clare, es un lugar delicioso. El camino hasta aquí es espectacular. Se ha hecho famosa por sus llamativos escaparates pintados y por su festival de folk llamado fleadh. Un paseo por sus céntricas calles merece la pena.


Desde Ennis, puedes ir a dormir a Newmarket-On-Fergus, dirección Limerick. Nosotros dormimos por 50 €/habit. en un B&B (se llama Knocknagow) que estaba fenomenal (imagen inferior). Los datos de este impresionante B&B son:

Dirección; Leimaneigh More, Newmarket-On-Fergus, Co. Clare. Tfno: 061-368685. E-mail: knocknagowbandb@eircom.net. La señora de la casa es muy simpática, la habitación es perfecta y el típico desayuno irlandés... espectacular. ¡Que más se puede pedir! Si comparamos estos servicios amables, acogedores, familiares y económicos, con los de España... sin palabras. En Newmarket-On-Fergus la señora del B&B nos recomendó ir a cenar al restaurante Hunting-Lodge, un bello lugar para los amantes de la caza.


ADARE

Para muchos, Adare es el pueblo más bonito de Irlanda. ¡A nosotros nos lo pareció! El color de sus falladas lo hacen único. El pueblo está construido enteramente en piedra, con techumbres de paja y rodeado de bosques. Iglesias y Castillos son dignos de ver. Pasear por este pueblo mientras contemplas sus monumentos, es todo una delicia. Mira estas fotos.




Castillo de Bunratty

El Castillo de Bunratty (imagen inferior) fue nuestro último destino. Antes de ir al aeropuerto de Shannon, decidimos ir rápidamente a conocerlo. Teníamos que aprovechar al máximo nuestro viaje!!! Fue construido en el siglo XV y es una de las principales atracciones de Irlanda. Su interior conserva aun el mobiliario original, con leves retoques y restauraciones. Aprovechando que estás aquí, te recomiendo que entres en el Parque de Folk de Bunratty. Recrea meticulosamente la vida rural irlandesa de finales del XIX. Tiene una ámplia muestra de arquitectura doméstica, desde sencillas cabañas hasta elegantes mansiones georgianas.


Bueno, hasta aquí nuestro viaje por tierras irlandesas. Cualquier duda me escribís un comentario o me mandáis un correo.

16 comentarios:

  1. Me ha gustado mucho leer tu relato sobre Dublín, gracias por el esfuerzo. Me servirá para documentarme para mi escapada de semana santa a Irlanda.
    Un saludo :-)

    ResponderEliminar
  2. Hola Carme.

    Me alegro que te gustase. Esa es la idea del blog.

    Disfruta de esa semana irlandesa. Lo pasarás genial en ese hermoso país.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  3. ¿Es cierto que en clifden se iza la bandera mexicana

    ResponderEliminar
  4. Hola Anónimo.

    No sabía nada al respecto. No obstante, he buscado en la Wikipedia y he encontardo esto: la Bandera de México ondea en el centro de la ciudad en honor a Jon Riley y su Batallón de San Patricio que sirvieron en las Fuerzas armadas de México en la Guerra de Intervención estadounidense. Jon Riley, también conocido como John O'Riley o John Riley, (Clifden, Connemara, County Galway,1805 - Veracruz, México, 1850) fue un militar irlandés conocido por desertar del ejército estadounidense para unirse al mexicano durante la Intervención estadounidense en México (1846-1848).

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Vaya son unas fotos increibles, sin duda alguna el lugar es magistral, gracuas por compartir tus experiencias con el resto del mudo.

    ResponderEliminar
  6. Que hermoso! Siempre he querido vivir en un castillo y ser todo un Burgues. La verdad es que me ha fascinado esta secuencia de fotografias. Seria muy afortunado si pudiera ir y conocer de cerca esos lugares tan maravillosos. Gracias por compartir esto con nosotros.

    ResponderEliminar
  7. Hola Buy Viagra y Canada Viagra!!!

    De nada. Es un placer escribirlas para compartirlas. Gracias por vuestras palabras de felicitación.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  8. Hola!

    Me decidí por Irlanda. Es un país que de niña quiero hacer, sus prados, su gente, etc.

    Si me dieras tips y consejos te estaría muy agradecida. Quiero ir en época de Primavera o Otoño, ya que en verano es mucho más caro, al menos eso creo.

    Saludos,

    Ximena

    ResponderEliminar
  9. Hola Xilena!

    Me alegro que vayas a Irlanda. Vas a salir encantada/o.

    Irlanda es un país fascinante y su gente es maravillosa. La única recomendación que te doy es que no tengas prisa por conocer multitud de sitios. Irlanda es un pais pequeño y da tiempo a conocerlo en pocos días, por eso te sugiero que lo que conozcas lo hagas despacito y en profundidad. Respecto a los lugares no puedo añadir mucho más de lo que escribo en el relato del post, ya que es lo único que pude conocer en el poco tiempo que estuvimos.

    Un único consejo, no dudes en alojarte en B&B y reservalo directamente cuando llegues a los sitios, ya que es probable que estés disfrutando en un lugar concreto y te apetezca continuar allí unos días. Si tienes reservado el B&B te obligaría a marcharte de ese lugar mágico para tí. Los B&B están por todos lados y son numerosísimos, por lo que no tendrás problemas para encontarlos en cualquier rincón del país de lagos y cisnes.

    En cualquier caso, si necesitas que te hable de algo en concreto que no entiendes en la redacción del post de Irlanda, ya me dices y estaré encantado de ayudarte. Espero haberte sido de utilidad.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Uno de los mejores lugares de el mundo es Irlanda.
    he escuchado tantas historias de duendes y nomos , ir a Irlanda es uno de mis sueños!

    ResponderEliminar
  11. Gracias raymeds por tu comentario.

    En el mundo existen muchísimos sitios maravillosos e Irlanda es uno de ellos.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Estaría estupendo si, ya que te lo curras a huevo, adjuntaras un planito con el recorrido de cada viaje...los trotamundos enemigos de los gps lo agradeceríamos.
    Gracias Antonio, por compartir tus experiencias.
    abrazot

    ResponderEliminar
  13. Hola Yago, bienvenido!

    ¿Sabes que llevas toda la razón del mundo? Acabo de leerme el post de nuevo (casi ni me acordaba lo que redacté en su día, puesto que viajamos en 2006) y he de darte la razón. Ahora bien, ten en cuenta que este post fue uno de los primeros en redactar, por lo que deja mucho que desear en lo que a una completa información se refiere (aunque no creo que esté mal del todo). En otros viajes sí que he puesto el plano (es fundamental), sobre todo en los últimos. A ver si me pico con tu comentario y me animo a subir un plano con nuestro recorrido.

    Disfrutad de Irlanda. Es una maravilla.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Gracias! por los datos! El año próximo me voy a Cliffen, " donde los hombres van a dejar su pena, entre las olas y la Luz".Espero que esten cerca los acantilados de Noher.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tí, anónimo.

      Espero que lo pases fenomenal.

      Saludos.

      Eliminar
  15. Hola! en cuanto a la comunicacion, en que idioma hablan mas? la gente es sociable o misteriosa... me encanto todo el articulo!

    ResponderEliminar